amor hacer : ¿Amigos con derechos?

por | |
¿Amigos con derechos?
tarot amor hacer enamorarUna vez escuché a alguien que decía lo siguiente: “Amigos son amigos, compañeros son compañeros y los compinches duermen juntos.” Cuando lo escuché, y no fue hace mucho tiempo, no estaba seguro de las diferencias, pero la frase me pareció interesante por la cantidad de eufemismos que utiliza para referirse a una amistad, que son, a mi modo de ver, platónicos. El caso acá es que hoy quiero hablar de una categoría muy especial, y a veces menospreciada por nuestra mente racional, llamada los AMIGOS CON DERECHOS (en adelante ACD).

Personalmente, defino los ACD como amigos, o incluso conocidos, que han llegado a un acuerdo (verbal o simplemente no manifiesto) de tener sexo ocasionalmente, y que saben que no persiguen una relación romántica necesariamente. Simplemente han sentido atracción sexual, y han pasado a ligas mayores, en general no les afana mucho el hecho de tener que formalizar una relación y se encuentran tranquilos con ese estatus.

He visto como a lo largo de los años las relaciones de este tipo proliferan, hombres y mujeres cada vez son más indulgentes con el hecho de tener placer netamente físico, dejarse llevar por la atracción sin mayores tapujos y ven el sexo sin tanto misticismo y romanticismo. Se dan mayores libertades de no atarse y no tener consecuencias.

Como resultado de esa filosofía, muchos amigos deciden dar el siguiente paso, escalar al siguiente nivel, y subir la adrenalina, sin caer en las trampas, en las retorcidas manías y en los enredos de una relación estable. De hecho, satisfacen una necesidad física y sus niveles de rendimiento en otros campos se incrementan, se sienten con una persona de confianza, que busca lo mismo y el resto ya se lo pueden imaginar.

He recibido algunas consultas a mi mail y algunas personalmente, que me preguntan qué pienso respecto a las relaciones de este tipo. Algunos creen que es algo fácil en principio pero que luego alguna persona se involucra y la cosa termina en dolores. Yo elaboré mi propia lista de pros y contras y hoy voy a compartirla con ustedes:

VENTAJAS:

1. Sexo sin ataduras: El mayor beneficio aparente de una relación de ACD es la disponibilidad de sexo fácil, sin las presiones y limitaciones de una relación de noviazgo. Lo que me parece más interesante de esta situación es su claridad, si ambas personas son honestas en el proceso, no se engañan ni se auto-engañan, ambos saben que es solamente sexo, algo de intimidad y nada más. Ambas partes no esperan nada más, ni nada menos. Ella jamás podrá acusarte de estarla usando, y tu tampoco (aunque creo que jamás lo harías ;) El pacto está claro cuando AMBOS saben que se están usando mutuamente. Usándose en una buena manera, porque removiendo toda la dimensión emocional el sexo se hace más simple e incluso, se disfruta más.

Acá viene una cosa que es necesario tener clara: las reglas del juego deben estar tan claras que se presupueste cuándo se termina el asunto. Es decir, debes establecer las situaciones donde la cosa se acaba. Y acá quiero también hacer una anotación: si alguno de los dos está secretamente esperando por algo más, el problema de la deshonestidad se desata. ¿Por qué? Porque estás negociando contra ti mismo, esperando más y haciéndole creer a la otra persona que estás feliz en el plan de ACD.

Créanme cuando les digo que 9 de cada 10 de ACD nunca llegan a nada más. Los ACD tienen a girar… lentamente… hacia otras personas, y comienzan a ver a otras personas diferentes.

2. Factor conveniencia: Con este elemento el sexo puede estar justo a una llamada telefónica de distancia. No tienes que pasar por la rutina de coquetear, hacer citas, adivinar si le gustas, vencer resistencias. Ser ACD es una manera bien eficiente y cae como anillo al dedo para personas que no tienen demasiado tiempo ni paciencia para entrar en el juego del romance, pero que aún quieren algo de acción sin tener que romper corazones o arriesgar el propio.

Considero que una de las claves para mantener una relación de ACD exitosa es mantenerla de forma discreta, bajo perfil… saben de lo que hablo… las cosas entre los dos, nada más. Evita hablar con muchas personas del asunto, si salen a cine o lo que sea, sean amigos en esos lugares, nada de cogidas de mano, nada de besos, nada de nada. Ser ACD es ser clandestino.

Otra cosa, si por alguna razón ella un día no puede encontrarse contigo para sexo, no presiones, no te impacientes, esa es otra de las reglas. Ambos deben estar listos, preparados y dispuestos. El sexo entre ACD no se presiona jamás.

3. Factor comodidad: Hay una menor carga de ansiedad con una amiga, llegas a sentirte más cómodo, incluso puedes compartir secretos, confidencias, no tienes la presión de tener que agradarle, de enamorar, de cautivar, nada de eso. Incluso sexualmente se puede ser más franco, experimentar, dar placer y recibirlo sin límites. Incluso puede pasar que cuando todo el sexo pasa, cuando ambos han cambiado de pareja y quizá ya tienen algo estable cada uno por su lado, eso les proporcione un mejor conocimiento de sí mismos, y hasta puedan reírse de eso o tener muy buenos recuerdos.

Y ahora la parte fea del tema… entramos en las

DESVENTAJAS.

1. Alguien puede empezar a atarse: El status de ACD puede desencadenar toda una serie de fallos emocionales, el más común es cuando uno de los dos amigos empieza a enamorarse y comienza a esperar más. Espera llamadas, mensajes, mails, más cariño, privilegios, lo que sea… Si la otra persona no siente de la misma manera vienen las heridas y el drama humano. Incluso puede suceder que uno de los dos se ponga celoso si la otra persona sale con otras personas del sexo opuesto, intente ser controladora y quiera llevar las cosas a algo más formal. Separar el sexo de las emociones puede ser algo verdaderamente difícil en muchos casos y para muchas personas, pero si quieres ser ACD eso es precisamente lo que debes hacer: separar emociones del sexo.

Si crees que es posible y que puedes manejarlo, adelante. Si no crees que sea posible, ni que puedas, aléjate de esa situación.

Lo que se debe manejar con mucha calma, tacto y autocontrol es la tendencia a convertirse en territorial en una relación de ACD. Incluso, aunque pienses que no quieres tener nada con ella, debes luchar contra la tendencia de odiar verla con otros hombres. Si llegas a eso estás siendo posesivo y debes dar un paso atrás, analizar si puedes continuar y si no es así, presentar tu renuncia con una muy buena despedida.

2. Puedes destruir una amistad que puede ser potencialmente constructiva: En el peor de los escenarios el oscilar entre amistad y sexo puede destruir una amistad. Generalmente esto es lo que sucede, una vez se ha cruzado el nivel físico la vieja dinámica entre amigos se pierde. Sí, eso es lo que pasa… las mujeres se resisten a eso… y muchas veces esperan tu amistad, a los hombres esta parte se nos complica demasiado. Una vez deseamos a una amiga, tenemos sexo con ella, y el deseo sigue ya no hay más amistad. Punto. Puede ser la mujer más primorosa, especial, inteligente y lo que sea… no hay NADA QUE HACER.

Este punto es un límite complicado, porque vienen a tu mente varias preguntas:

*¿Será que estoy sintiendo algo más y si pasa algo puedo tener una relación con ella?

*¿Y si no pasa de solo sexo puedo estropear a una amiga muy querida?

*¿Y por qué no arriesgarse… quizá las cosas funcionen?

Todos esos pensamientos se dan en cuestión de segundos… y tienes que hacer algo con ello.

Decisiones! Decisiones! Todo son decisiones… sé que les ha pasado!

3. Problemas en futuras relaciones: Andar molestando por ahí con las amigas puede estropear tus futuras relaciones con otras mujeres. Si tu novia, o la mujer que te interesa llega a saber (lo cual créeme que sucederá) que tu solías intimar sexualmente con tus amigas se pondrá celosa y empezará a sospechar. Incluso si eso pasó hace tiempo, si aún tienes trato con esa ACD tu nueva novia (o candidata a novia) sospechará que donde hubo fuego cenizas quedan, que si pasó una vez puede volver a pasar.

En lo personal considero que es mejor ser ACD con una conocida, que con una amiga tradicional que conoces hace tiempo, porque si la cosa termina, no tendrás muchos lazos de donde aferrarte y podrás hacer tu acto de escapismo, sin mayor problema. Si lo sé… lo sé… lo sé… Suena cruel… pero así es. Con una amiga cercana, de años, sería difícil y doloroso hacerlo… en el otro caso como dice una canción de Robbie Williams “no regrets, they don’t work.”

En conclusión ser ACD puede ser divertido y con beneficios placenteros si las dos partes están de acuerdo y no se involucran demasiado. De otra parte, no deja de ser una propuesta atrevida y con riesgos potenciales.

Sin embargo, personalmente prefiero las cosas formales y comprometidas.... saben de lo que hablo... ¿qué prefieren ustedes?

Que comience la cacería!

Hasta la próxima!

¿Amigos con derechos?

Sitios Web Recomendados:

- Versos y Poemas para Enamorar
- Decoracion para Bodas
- matrimonios y bodas


1 comentarios:

anyta_007

woooooooooooowww no te imaginas lo mucho k me ayudo esta infirmacion muchas muchas muchisimas gracias por escribir esto, crei k tenia un amigo con derecho pero veo k no pork nosotros no tenemos sexo tengo 20 años, el tiene novia y sale conmigo me toma de la mano, nos abrazamos, nos besamos, llevamos 2 meses asi, kisiera platikar contigo para k me ayudaras pork no se k hacer... se podria??? K TENGAS BUEN DIA GRACIAS!!!

Publicar un comentario en la entrada